De acuerdo con el diccionario la familia nuclear o el círculo familiar, como también se le conoce, está compuesto por mamá, papá e hijos. Todos los miembros están unidos por un lazo legal, sanguíneo o religioso.

Para efectos de este artículo definiremos a la familia cristiana evangélica como:

Grupo de personas unidas por lazos sanguíneos, legales y espirituales. Todos los miembros siguen a Jesús y viven el evangelio en su hogar. Su prioridad #1 es honrar a Dios en todo momento y compartir las nuevas de salvación por medio de nuestro señor Jesús.

La mayoría de las veces comparten el mismo hogar y buscan que éste sea un altar para Dios.

Estructura & Roles

La familia cristiana puede estar conformada por una pareja de recién casados, abuelos & nietos, padres & hijos (la más común), mamá soltera & hijos, papá soltero & hijos.

Lo más importante es que los integrantes de esa familia honren a Dios e imiten a Jesús en sus casas, que reflejen en sus vidas cada enseñanza de nuestro Maestro.

Matrimonio

De acuerdo con el plan de Dios el matrimonio es súper importante porque es la base para construir una familia. Son los cimientos para procrear a los hijos. Un matrimonio cristiano tiene que ser fuerte y sólido.

El matrimonio cristiano se caracteriza porque ambos honran a Dios. Él es la prioridad número uno. Además, el marido es el que debe llevar las riendas. Él es responsable del hogar, quién rendirá cuentas a Dios por su esposa e hijos.

La Biblia dice que el marido es la cabeza de la mujer de acuerdo con Efesios 5:23. También este pasaje señala que los esposos deben amar a sus esposas como así mismos. Incluso dar la vida por ellas.

Respecto a las esposas, ellas deben honrar a sus maridos en todo momento. Obedecerlos y estar sujetas a lo que ellos dicen y piensan.

Esos son los roles que Dios estableció para los esposos y esposas del matrimonio. Dios pensó en una familia patriarcal. El padre de familia es la cabeza del hogar, quien debe proveer alimento espiritual y material.

Relación Padres e Hijos

En una familia cristiana, los hijos respetan sus padres. Se conducen con amor y obediencia. Buscan, en todo momento, alegrar a sus padres a través de sus decisiones, palabras y comportamiento.

Conocen la importancia del primer mandamiento con promesa: Efesios 6:1-4.

En cuanto al rol de los padres. Ellos saben que tienen autoridad sobre sus hijos. Los corrigen con amor y disciplina como lo establece Proverbios 13:24

Son pacientes. No se enojan de inmediato, por el contrario, ponen los conflictos en manos de Dios ¡Piden su ayuda! Esperan a que Dios les muestre cómo corregir a sus hijos.

En pocas palabras, la relación entre padres e hijos cristianos está basada en amor, integridad, sabiduría, respeto, honestidad y gracia.

En una familia cristiana no debería existir favoritismo hacía algún hijo. Por el contrario, los padres deben amar a cada hijo por igual.

Relación entre hermanos

En un hogar cristiano, los hermanos se deben procurar y apoyar. Las envidias y codicias deben ser evitadas a toda costa; así como el espíritu de competencia o rivalidad.

Dios desea que los hermanos se amen y se relacionen en armonía como lo menciona Salmos 133:1

La Biblia dice amarás a tu prójimo como a ti mismo. De esa forma cada cristiano o cristiana tiene que amar a su hermano.

Valores imprescindibles

En una familia cristiana existen valores que no pueden faltar si queremos que nuestro hogar sea un altar para Dios. A continuación, te comparto algunos de ellos:

  • Amor

  • Misericordia

  • Honestidad

  • Excelencia

  • Disciplina

  • Responsabilidad

  • Respeto