1. Ora por tu lugar de Trabajo

Siempre ora por el lugar d贸nde trabajas, no importa si apenas vas a ingresar o ya llevas algunos a帽os trabajando en esa compa帽铆a.

Ora por los due帽os de esa empresa para que todos los negocios y tratos que realicen sean legales conforme a la voluntad de Dios. As铆 evitar谩n maldiciones financieras y ser谩n una fuente de bendici贸n para sus trabajadores.

En segundo lugar, ora por tus jefes inmediatos para que Dios les de un coraz贸n humilde, as铆, ser谩n sabios con sus subordinados.Cuando est茅s en tu cuarto de rodillas ora por tus compa帽eros para que Dios les de gozo y alegr铆a en su trabajo.

Finalmente ora por ti y tu espacio de trabajo. P铆dele a Dios que ese lugar sea bendito, que la gente est茅 contenta con lo que realiza, que reine Dios en ese lugar, que te de la sabidur铆a para desarrollar todas tus actividades con excelencia.

Y todo lo que hagan, de palabra o de obra, h谩ganlo en el nombre del Se帽or Jes煤s, dando gracias a Dios el Padre por medio de 茅l.

Colosenses 3:17 |NVI

2. Pide la Bendici贸n de Dios para tu espacio laboral

Si eres de las personas que llega muy temprano a tu trabajo, no pierdas la oportunidad de poner alabanzas en esa oficina o f谩brica. Ora en la ma帽ana, pide la bendici贸n de Dios en cada lugar de ese espacio. No tengas miedo o pena, extiende tus manos y pide a Dios su favor y gracia para contigo y tus compa帽eros de trabajo.

Estoy segura, que en ese momento la atm贸sfera de tu trabajo comenzar谩 a cambiar porque el Esp铆ritu Santo se empezar谩 a manifestar all铆.

3. Realiza tu trabajo con excelencia como si fuera para Dios

隆Glorifica a Dios en tu trabajo! Da con alegr铆a la milla extra que nuestro se帽or Jes煤s nos pidi贸. En la Biblia existen varias historias de empleados ejemplares.

En este momento, se me viene a la mente la historia de Jos茅 el So帽ador un muchacho que siempre realiz贸 su trabajo con excelencia, sabiendo que Dios ve los corazones de las personas. Este joven, poco a poco, se gan贸 el reconocimiento y confianza de sus patrones.

Pero sobre todo, se gan贸 el favor de nuestro Padre Celestial, quien jam谩s lo abandon贸 y lo llev贸 a lugares inimaginables. El puesto de Jos茅 fue clave para salvar a dos naciones: Egipto e Israel. Puedes leer su historia completa a partir del cap铆tulo 37 de G茅nesis.

S茅 agradecido con el puesto que Dios te da, honra ese puesto y da lo mejor de ti, sabiendo que todo pasa conforme a la voluntad de Dios. No menosprecies la bendici贸n que Dios te est谩 dando a trav茅s de tu empleo.聽 Acu茅rdate que quien es fiel en lo poco, en lo mucho tambi茅n lo ser谩. El se帽or busca administradores leales, que lo honren en esp铆ritu y verdad.

4. Controla tu lengua

No hables mal de las personas, evita enredarte en chismes. Cuida tus o铆dos, no te prestes a rumores. Antes de emitir un juicio sobre alguien, pi茅nsalo muy bien.

Recuerda que la lengua puede ser m谩s cortante e hiriente que una espada.

Eviten toda conversaci贸n obscena. Por el contrario, que sus palabras contribuyan a la necesaria edificaci贸n y sean de bendici贸n para quienes escuchan.

Efesios 4:29| NVI

Si quieres que en tu espacio de trabajo haya paz, armon铆a, compa帽erismo, pero sobre todo que reine Dios. Por favor, contribuye con ello, que tus oraciones sean congruentes con tus pensamiento, palabras y acciones. T煤 eres llamada a ser luz en medio de las tinieblas. No seas como los dem谩s. No desprestigies a una persona, buscando la aceptaci贸n de tus compa帽eros. Mejor, al茅jate de esos temas.

Recomendaci贸n de Dios

Toca para ver la promesa que Dios tiene para ti.

Proverbios 10:19

En las muchas palabras, la transgresi贸n es inevitable, mas el que refrena sus labios es prudente.